viernes, 3 de enero de 2014

77. EL RELOJ ASTRONÓMICO DE OLOMOUC (REPÚBLICA CHECA)

El Reloj Astronómico de Olomouc está situado en la fachada norte del antiguo Ayuntamiento de la ciudad, en la Plaza de la Ciudad Vieja. El carrillón dura seis minutos y se inicia a las 12 del mediodía. El herrero marca las horas golpeando con su martillo al yunque. El carrillón finaliza con el canto del gallo. Durante el resto del día, solo el herrero marca las campanadas con golpes de martillo.
 
Reloj Astronómico de Olomouc

 
El Reloj se sitúa en un nicho con un arco ojival de 14 metros de altura. Los laterales del arco están decorados con medallones realizados con mosaico que representan los trabajos típicos de los diversos meses del año. En la parte superior encontramos un gran mosaico que representa la Cabalgata de los Reyes y la procesión de las doncellas, elementos propios del folclore de la provincia de Haná.
 
En la parte central encontramos al gallo en el centro, y a su izquierda y su derecha, un carrillón con figuras móviles como: un químico, un campesino, un futbolista, un lechero, un carnicero…, unos herreros y unos músicos. Debajo hay cinco esferas con los símbolos del zodiaco, las horas, los minutos... En el nivel más inferior hay una gran esfera terrestre que indica el minuto, la hora, el día, el mes, el año y la fase lunar. Está flanqueada por un mosaico de un químico y un mecánico.
 

 
 
Su construcción data de 1420 y cuenta la leyenda que lo construyó el maestro relojero sajón Antonín Pohl. Esta leyenda explica que cuando el Reloj fue acabado, los dirigentes de la ciudad mandaron cegar al relojero para que no volviera a construir un reloj tan bello en ninguna otra ciudad.
 

 
El Reloj ha sido restaurado y modificado diversas veces a lo largo de su historia. La primera remodelación fue entre los años 1573 y 1575, bajo el asesoramiento del astrónomo y relojero de la Universidad de Viena Paulus Fabricus, médico personal del Emperador Maximiliano II. Una segunda restauración fue dirigida por el relojero Frantisek Jahn y el jesuita astrónomo Antono Gerhard. Esta restauración fue necesaria por los daños causados a la maquinaria del reloj durante la Guerra de los Treinta Años. Una tercera restauración se llevó a cabo en 1898, llevando el Reloj parado desde 1800.
 
La última restauración fue necesaria porque al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando el ejército nazi se retiraba de la ciudad, un soldado alemán lanzó una granada al Reloj, destrozándolo. La restauración se realizó de 1947 a 1955 por Karel Svolinský. Para la restauración siguió el estilo de realismo socialista, sustituyendo a reyes y figuras religiosas por miembros del proletariado. La melodía tradicional también fue sustituida por tres piezas de música tradicional local. Cuando cayó el Muro de Berlín y el país pasó a ser un estado democrático, se debatió realizar una nueva restauración del Reloj para adaptarlo a la nueva época pero se rechazó esta propuesta.
Dirección: Horní Námestí, 779 00, Olomouc
Horario: 12 del mediodía
Precio: Gratis

No hay comentarios:

Publicar un comentario