sábado, 24 de noviembre de 2012

11.- EL PALACIO DE DIOCLECIANO (SPLIT, CROACIA)

Split está situada en la costa dálmata (Croacia), en el Mar Adriático, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979.
 
Split
 
El Emperador Diocleciano mandó construir un palacio para cuando se retirara de la vida política del Imperio Romano, lo que sucedió en el 305 d.C. Cuando Diocleciano murió (313 d.C.), el Palacio se convirtió en fábrica de uniformes romanos, hasta que ha principios del siglo VII los nómadas ávaros procedentes de Asia central saquearon la cercana Salona. Los ciudadanos de Salona decidieron instalarse en el Palacio, convirtiéndolo en una ciudad fortificada y el Mausoleo de Diocleciano en la catedral de la ciudad. En los siglos XIII y XIV, la población empezó a crecer y la ciudad se expandió fuera de los muros del antiguo Palacio.
 

 
Split es una ciudad preciosa que nos muestra cómo el ser humano se adapta a los acontecimientos de la historia. Recorriendo sus calles se pueden ver los restos del antiguo Palacio y cómo aún hoy, son la vivienda de los actuales ciudadanos de Split.
 

Mención a parte tiene el antiguo peristilo del Palacio, hoy una plaza dónde se sitúa la catedral de San Domnio (antiguo Mausoleo de Diocleciano) y dónde se puede tomar un café del Restaurante Luxor sentado en un cojín en las escalinatas de la plaza. Una de las plazas más bonitas e interesantes que he visto.
 
 
Junto a Split encontramos el Yacimiento Arqueológico de Salona, y del puerto salen ferries a la mayoría de las islas de Croacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario